Las afasias

LA  AFASIA

DEFINICIÓN:

El término afasia fue acuñado en el año 1864 por el médico francés Armand Trousseau. Y puede ser entendida como un trastorno directo de la función del lenguaje, originado  por lesiones corticales y subcorticales del cerebro y que consisten en la imposibilidad del enfermo para expresarse mediante palabras, sin estas mudo, mediante  la escritura sin estar paralizado, o bien para comprender las palabras que oye sin estar sordo, o las que lee sin estar ciego.

¿Cómo se produce la Afasia?

Las afasias son producidas, generalmente, por accidentes cerebrovasculares –los que en la actualidad constituyen el 75 por ciento de los casos- dando origen, por embolias o trombosis, a lesiones circunscriptas. También son causales de afasia los tumores cerebrales y los traumatismos craneales -los que pueden clasificarse en fracturas abiertas o contusiones cerebrales más o menos difusas-, así como pueden existir causas degenerativas demenciales –como Alzheimer, Pick, u otros- o infecciones, como la meningoencefalitis.

La aparición de la afasia es, por lo general, brusca y es la consecuencia de un accidente cerebrovascular o de un traumatismo craneano. Según su severidad, se le determina una graduación que va de cero a cinco, donde cero corresponde a un estado grave -en donde el afásico no puede hablar ni comprender lo que se le dice- y cinco a un estado en que el paciente tiene mínimos deterioros observables en el habla, pudiendo presentar dificultades subjetivas no evidentes para el interlocutor.

Para diagnosticar correctamente el alcance del daño cerebral producido y la gravedad de la afasia, es necesario tomar en cuenta diversas características de la producción del habla, y evaluar la comunicación verbal del paciente en aspectos tales como la línea melódica, es decir la entonación, el volumen, la expresión, la longitud de la frase, la forma gramatical en cuanto a la conformación de oraciones, la cantidad de palabras, su coordinación, la repetición, la capacidad para encontrar palabras, la comprensión auditiva, etc.

Sintomatología

Trastornos de la expresión oral:

  • Supresión total del lenguaje: es una fase pasajera con algunos sonidos incoherentes y carentes de significado (en una afasia esto no se observa no ser de trabajar en U.V.I).
  • Esterotipias: repetición de sonidos carentes de significado o con significado que   se repite a manera de un patrón verbal fijo. Este es uno de los síntomas más observados.
  • Logorrea : o fluir de palabras . según la RAE: inclinación morbosa a hablar. Es

      una disociación automática voluntaria del lenguaje.           

      Baillarger: perdida de la incitación motriz voluntaria, mientras conserva la                                                     incitación motriz espontánea.

  • Trastornos articulatorios: se caracteriza por:

                     -un aspecto paralítico: debilidad en la contracción de los músculos de la            

                       fonación y disminución del soplo traqueal.

                      -por un aspecto distónico: contracciones musculares excesivamente

                       bruscas.

                      -un aspecto apráxico: imposibilidad para efectuar determinadas

                        realizaciones motrices diferenciadas.

  • Apraxia orofonatoria: imposibilidad para efectuar determinadas realizaciones motrices diferenciadas y además se caracteriza por una desorganización de las actividades elaboradas.
  • Disprosodia: estado de perturbación del acento que puede hasta la xenoloquia (acento extranjero)
  • Agratismo: dificultad en la utilización de ciertos elementos de la lengua, sobre todo en su aspecto gramatical.
  • Anomia:(lo tengo en la punta de la lengua) consiste en la dificultad o imposibilidad para evocar las unidades lingüísticas que designan los objetos. En este caso el enfermo emplea perífrasis explicativas.
  • Parafasias: sustitución de la palabra adecuada por otra palabra.

                  Hay dos tipos:

                    -parafasias nominales: la palabra parasita es en general una palabra de la

                      lengua emitida correctamente, aunque sin corresponder a la idea. Cuando

                      la parafasia se produce reiteradamente se conoce con el nombre de

                      intoxicación por la palabra o perseveración.

                    -parafasias deformantes o literales: utilización de palabras cuya estructura

                      fonética aparece deformada, a veces de tal manera que se crea una palabra

                      nueva.

  • Jergafasia: sería la abundancia de parafasias, tanto nominales como deformantes, que junto con los errores de la organización sintactica hacen desaparecer la cualidad esencia del lenguaje, que le da su significado y que asegura su valor de comunicación.( el jergafasico no es directamente consciente de la desorganización de su lenguaje, le da gran entonación y se enfada si no se le entiende).

 

o.

Clasificaciones y características

Hasta no hace mucho tiempo se consideraba que la afasia era una enfermedad propia de la tercera edad, sin embargo, tras los avances científicos, al presente se la considera una patología con posibilidad de manifestarse a cualquier edad y momento. Hay factores que pueden contribuir en su aparición, tales como el tabaquismo, el stress, el alcoholismo o una mala alimentación.

La afasia es clasificada de amplias maneras, por ejemplo, en expresiva o receptiva, pero una de las más importantes y utilizadas a señalar es la que establece la diferencia entre afasia motora y sensorial.

  • La afasia motora (o de Brocca) es la que se manifiesta con mayor frecuencia, habiendo sido, justamente, la primera que fue objeto de estudio. En esta tipología de afasia, al producirse el accidente cerebrovascular originario, el paciente queda sin la facultad del habla, pero no sufre ningún tipo de alteración en cuanto a su capacidad de inteligencia.

 Puede caracterizarse por:

1)      Lesión producida por insulto cerebral (entendemos por insulto cerebral, todo aquello que haga sufrir al cerebro desde alteraciones de tipo vascular, traumatismos…)

2)       la limitación de todo el lenguaje a una sola palabra o a una vocal, o a la inversión los significados de antónimos como si y no.

3)      Comunicación a través de gestos, que generalmente no son fáciles de entender.

4)      Si hay trastornos motrices. Suele presentarse hemiplegia con hemianestesia.

5)      Puede existir una paralisis facial y una monoplejía braquial, pero lo general es que haya hemiplegia masiva.

6)      Si tiene trastornos en la voz, puede ser disfonía, por parálisis o dispraxia. Esa voz puede tener rinolalia.

7)      Hay trastornos en la articulación de la palabra (disartria).

8)      Los trastornos del lenguaje abarcan un campo muy amplio, que van desde la imposibilidad total hasta que el enfermo utilice el lenguaje telegráfico.

9)      Puede haber acalculia. Se refiere a que es incapaz de ejecutar las realizaciones con números.

10)  Puede haber trastornos de agrafia o disgrafia.

11)  Problemas de amusia (el enfermo debe saber música para que esto se produzca).

  • En cuanto a la afasia sensorial o sensitiva, relacionada científicamente como la lesión ubicada en la zona de Wernicke, los cuadros clínicos son diferentes, produciéndose la pérdida de la comprensión del lenguaje hablado y/o escrito. En este caso, el enfermo puede hablar, pero no coordina las palabras o los sonidos, oye pero no entiende, ve las letras pero no es capaz de leer y escribir.

Algunas características son:

1)      lesion producida por insulto cerebral en el hemisferio dominante (entendemos por insulto cerebral, todo aquello que haga sufrir al cerebro desde alteraciones de tipo vascular, traumatismos…)

2)      no hay trastornos motrices.

3)      Hay trastornos agnósicos, de tipo visual)gnoxias visuales) se pueden encontrar alteraciones propioceptivas del esquema corporal8 no reconoce a las personas), en las relaciones espaciales y temporales.

4)      No hay trastornos de voz.

5)      No hay trastornos en la articulación de la palabra (no hay dislalia).

6)      Tiene problemas en el lenguaje, se va a hallar alterado en la comprensión, en la organización de la frase, en la utilización de morfemas y va a tener pocos semantomas. (palabras sin sentido).

7)      Puede haber acalculia:se explica por que el enfermo no entienda lo que se le pide que ejecute.

8)      Puede haber trastornos de alexia o dislexia.

9)      Puede haber trastornos de amusia(percepción musical).

10)  Hay trastornos neurológicos: hemiagnoxia lateral homonima (perdida del campo visual).

11)  Hay trastornos sensitivos de la piel.

12)  Puede haber apraxia, pero será ideomotora.

  • Otra posibilidad de manifestación es la denominada afasia mixta, en la que se presentan en un mismo paciente tanto la afasia motora como la sensorial, con una diversidad de deficiencias propias tanto de una como de la otra.

 

En definitiva todo los tipos de afasia no es tan sólo un problema con las palabras. El desorden trastoca toda la vida del paciente y por supuesto la de quienes lo rodean. Y puede hacer que se tienda al aislamiento.

Diagnóstico y tratamiento

Ante la presunción de afasia, es fundamental para el médico realizar un examen completo a través de una cuidadosa y detallada historia clínica, en la que hay que tener en cuenta tanto los datos personales como fisiológicos a fin de componer un estado pre-patológico del paciente, en algunos casos se requiere la ayuda de algún familiar. Factores como la edad, el tiempo transcurrido desde el comienzo de la afección, el tipo y la extensión de la lesión originaria de la afasia, también conforman un canal de información fundamental para el diagnóstico y tratamiento del paciente.

Pero principalmente antes de determinar que tipo de afasia es, debemos saber en que momento se encuentra para ello debemos tener en cuenta:

  • Su capacidad del lenguaje espontáneo y automático.
  • Si es capaz de recordar los meses del año así como los días de la semana, el alfabeto, series numéricas…
  • Si es capaz de denominar objetos.
  • Si presenta un lenguaje repetido.
  • Su grado de comprensión escrita.
  • Su tipo de grafía( si es capaz de poner sus señas, firmar, copiar al dictado, copiar de un texto etc)
  • Si es capaz de calcular y trabajar con números.
  • Si presenta gnoxias visuales: es decir si es capaz de reconocer  objetos de colores, de imágenes.
  • Gnoxias auditivas: capacidad para percibir tonos, timbres y ritmos.
  • Esquema corporal: si es capaz de denominar las distintas partes del cuerpo.
  • Si mantiene la noción espacial: delante-detrás, arriba-abajo y pruebas de rompecabezas simples.
  • La noción temporal: horarios, fechas, secuencias temporales.
  • Si presenta gnoxias táctiles, olfativas y gustativas: es decir, que si es capaz de reconocer objetos simples con los ojos cerrados, olores y sabores característicos.
  • La memoria.
  • Su capacidad constructiva: dibujos geométricos con o sin modelo.
  • Si es capaz de dibujar objetos esquematizados: bicicleta, martillo, botella etc.

Una vez establecido el diagnóstico se debe determinar su variedad, su grado de severidad y la etapa de evolución en que se encuentra. Los estudios para detectar, cuantificar y definir el tipo, gravedad y estadio de la afasia utilizados generalmente son la Tomografía Axial Computada, la Resonancia Magnética Nuclear, la Tomografía por Emisión de Positrones o la Medición del Flujo Sanguíneo Cerebral Regional.

Una vez establecido todo lo anterior, el tratamiento(empezándolo dos meses después) dependerá de muchos factores, propios del grado y estado de la enfermedad del paciente, así como de las características personales de la persona que se tratará. La posibilidad de volver a constituir el mundo va a depender de un buen tratamiento neurológico, pero sobre todo de uno interdisciplinario.

El período terapéutico debe desarrollarse a través del tiempo con una rehabilitación que interrelacionará distintas disciplinas –neurología, fonoaudiología, entre otras-, según las afecciones y las necesidades específicas en la recuperación de cada caso.

Como en todo proceso de rehabilitación, resulta casi tan importante como el apoyo médico, el sostén afectivo de quienes rodean al paciente afásico. La real comprensión de las limitaciones del enfermo, la colaboración, la estimulación y el acompañamiento continuo son factores que influirán notoriamente en el proceso evolutivo para recuperar las capacidades del paciente. Con un entorno optimista y dinámico se puede reforzar las motivaciones, indispensables para el buen resultado del período terapéutico.

Los familiares deberán:

  • Hablar con el paciente con oraciones cortas y lentamente.
  • Indicarle sinceramente que no pudo entender lo que dijo.
  • Mirar al paciente a los ojos y respetar los turnos de habla.
  • No completar sus oraciones. Sólo necesita más tiempo para decir sus palabras.
  • No dejarlo afuera de las conversaciones
  • Evitar el uso del televisor cuando se quiere conversar.

 

Objetivos del tratamiento; síntomas a tratar.

  • Mejorar el acceso al vocabulario, reducir la aparición de la experiencia de tener una palabra en la punta de la lengua. En general, mejorar los síntomas anómicos y de denominación.
  • Mejorar la fluidez verbal, incrementar la frecuencia, extensión y calidad de las expresiones orales. Disminuir el número de errores en la articulación de palabras.
  • Mejorar la comprensión del lenguaje hablado, aumentar la capacidad retentiva de mensajes orales, la memoria verbal y la discriminación de sonidos del lenguaje. Aumentar la comprensión de palabras, frases y órdenes.
  • Mejorar la capacidad de repetición de palabras, frases y mensajes más extensos.
  • Incrementar la comprensión lectora de palabras, frases y textos.
  • Mejorar los procesos de escritura. 

Características del  afasiólogo

 

El afasiólogo debe ser una persona bien informada y con recursos , debe llevar siempre las riendas del tratamiento  y tener una dicción adecuada al lugar donde trabaja .

Existen temas tabúes que el afasiólogo no debe tratar como es la religión y la política ya que serán temas ante los que el enfermo no se pueda defender debido a que no podrá mantener sus argumentos.

Hay que tener en cuneta que el afásico siempre tiene razón  y que necesita mas tiempo para reaccionar, además , el afasiólogo deberá tener la facilidad de cambiar fácilmente de cara ante las distintas respuestas del afásico, y podrá ponerse al mismo nivel del enfermo y no se debe confundir en ningún caso logopedia con psicoterapia ni tampoco se deben traslucir los sentimientos sino que se debe de dar a entender al paciente que le entendemos.

El enfermo tratara de ser concreto y en ocasiones puede expresar alguna palabra malsonante de la que el afasiólogo  debe hacer caso omiso, el afasiólogo además tratara de evitar la palabra rápida articulando todos los fonemas, se debe estar también muy atento y ser buen observador ya que a través de la entonación podrá  intuir el estado de animo del paciente .

El habla debe de ser lenta y siempre hay que tratar de evitar que el enfermo se fatigue ya que el enfermo suele ser negativo y se para ante los obstáculos ,las visitas deberán ser primero de menor extensión pasando a durar mas tiempo a medida que avanzan las sesiones en cualquier caso no existen dos enfermos iguales , por lo que  :

  • No debemos tratar a los afásicos en grupo
  • No usar la misma metodología siempre
  • Conocer al paciente para adecuar el tratamiento

 

Los afásicos en ocasiones suelen ser tímidos y tienden a expresarse telegráficamente por lo que hay que alentarles a que se expresen como es debido y siempre aceptar lo que nos digan ,en ocasiones se ayudan de la lectura labial , también debemos de tener en cuenta que debemos conocer la respuesta de todas las preguntas que le hagamos al enfermo , un factor importante que nos ayudara en el tratamiento será estudiar el entorno familiar del afásico .

Recuperación de las afasias

Existen distintas teorías de varios autores para explicar la recuperación del lenguaje en un sujeto cuyas zonas cerebrales han sido dañadas en mayor o menos grado .

En el caso de Jackson y Dejerine se cree en la regresión de los síntomas debido a la suplencia del otro hemisferio.

Para Bon Manarkow una lesión en un punto cualquiera de la zona de la palabra tiene una repercusión sobre el conjunto de esta zona, y mas lejos aun, pero este efecto termina por desaparecer en parte de manera que  solo quedan las secuelas en relación con el punto lesionado y sus conexiones .

Alajouanine no cree en las dos teorías anteriores sino  se basa en la rehabilitación de la que dice que nos sirve para encontrar en el enfermo la suficiente agilidad y que la recuperación enseña ha hablar al enfermo con lo que queda de lenguaje utilizable. El afásico rehabilitado es un enfermo al que se le ha enseñado a acomodarse a su enfermedad .

Luria y Perelló opinan que para recuperar una determinada función que ha sido destruida como consecuencia de una lesión neuronal  se necesita que las neuronas sanas reorganicen sus actividades ampliándolas para incorporar aquella función que les era ajena dentro de sus propias posibilidades .

La total recuperación siempre dependerá de factores como la lesión y la gravedad de la misma , la edad del paciente e incluso el carácter del paciente y su disposición a trabajar en su recuperación.

.

parafasiasImp.

 

 

Actividades y juegos(faltan actividades)

1º. Esquema corporal….

    Cuando el niño esta jugando con algún muñeco, podemos nombrarle cada parte del cuerpo del muñeco, señalarla y tocarla. Después haremos que sea él mismo quien lo haga, formulándole preguntas como:

¿Qué es esto?….¿Dónde tiene la nariz tu muñeco?…. 

También podemos aprovechar los momentos del baño para hacerle las mismas preguntas sobre si mismo.

¡DESCUBRIRÁ SU PROPIO CUERPO!

2º. Los Colores…..

    Mostrarle al niño diversos objetos con diferentes colores y pedirle por ejemplo que nos de “la manzana roja”, “el lápiz azul”, etc…. Después se le suprime la ayuda de darle el nombre del objeto y solo se le pide el color. Por ultimo será el niño quien haga las peticiones al adulto.

¡SE DIVERTIRÁ!

3º. ¿Qué vamos a hacer?…..

    Aprovechar cualquier actividad cotidiana para entablar una conversación con el niño, un día de limpieza, el cuidado de las plantas, hacer un pastel, etc…. Utilizar la actividad para ir nombrando los diferentes objetos que se utilizan, decir alguna característica de los mismos, decir cosas que sean parecidas, diferentes, etc….

4º. ¿Qué hay aquí?……

    Se buscará lo que hay dentro de: el bolso de mano, la cartera del colegio, la bolsa de la compra, la bolsa de aseo, la caja de herramientas, el bolsillo del abrigo, etc.. Hay que hacer que el niño busque dentro del bolso y vaya nombrando todo o que hay. Se pueden sacar todos los objetos y que el niño los vaya introduciendo dentro nombrándolos. Este ejercicio también se puede utilizar matemáticamente, introduciendo los números, agrupando etc…..

¡CUANTAS COSAS!

5º. Vamos a recordar…..

    Cualquier experiencia pasada vivida por el niño puede servirnos como punto de partida para hablar con él, también podemos explicarle el proceso de desarrollo de cada uno de estos acontecimientos.

Recordamos, un viaje, una visita a casa de los abuelos, un cumpleaños, una actividad en el colegio, etc…..

¿LO RECUERDAS?

6º. ¡Vamos a escuchar!

    Grabar en un  cassette (K7), sonidos que el niño deberá identificar. Estos sonidos pueden ser de:

    – animales ( pájaros, perros, gatos, etc…)

    – medio ambiente (una puerta que se cierra, truenos, lluvia, gente, etc…)

    – instrumentos musicales ( una flauta, un tambor, etc…)

    – propio cuerpo ( roncar, voz, toser, risas, llantos, etc..)

7º. Asociación auditiva…..

    ¡una, dos y tres……! Dime cosas que empiecen por……

* “a” como avión, azul, abuela……..

* “e” como elefante, enano, escoba………..

    ¡una, dos y tres…! Dime nombres de………..

* Juguetes, animales, frutas………..

    ¡un, dos y tres..! 

Un gigante es grande, un enano es…………..

El abuelo es viejo, el niño es………………..

Los perros hacen  “guau”, los gatos hacen………..

8º. Los Cuentos……

    los cuentos fomentan la imaginación del niño, le descubren las cosas más maravillosas, le divierten, le enseñan a escuchar, a pensar y a hablar: 

* Leer un cuento que tenga vistosos dibujos, se le pide después que identifique los personajes y que explique que hacen en los dibujos. 

* Después de leer el cuento el adulto, se le pide al niño que se invente un titulo.

*que el niño invente el final de un cuento. 

*Primero cuenta el adulto un cuento y después es el niño quien lo cuenta a su manera, dejando que invente cosas.

A %d blogueros les gusta esto: